¿Por qué tu empresa necesita un blog?

Si aún no eres consciente del poder que tiene Google, y cómo podemos aprovecharlo, es hora de que vayas cambiando el chip. Tu empresa necesita un blog y lo sabes. Y es que tener una buena web optimizada es un punto muy importante. Una buena arquitectura, un diseño responsive, SEO y usable, serán aspectos esenciales. Pero, como hemos visto en otros post, también nos beneficia ser activos en Redes Sociales. Además, generar contenido de interés para nuestros seguidores y potenciales seguidores será muy positivo. Pero, ¿es realmente efectivo? ¿Cómo nos puede ayudar a conseguir clientes?

Como con ejemplos se entiende todo mejor, te voy a poner un caso práctico. Así, acabaré de convencerte de que tu empresa necesita un blog:

Te suena el despertador a las 7 de la mañana (como siempre). Te levantas de la cama para pegarte una ducha e irte a trabajar. Pero el el peso de la semana y el estrés de la oficina se empiezan a manifestar. Entonces, empiezas a notar los hombros y el cuello muy cargados. Así que de camino a la oficina, en el metro, escribes en Google: ejercicios para el dolor de cuello.

En la primera página te aparece un blog de una clínica de fisioterapia que te habla de eso. Ejercicios para el dolor de cuello. Pinchas en el enlace y lees el post. En diferentes partes del textos te explica que si el dolor es muy agudo, deberás acudir a una clínica. Además, en esos momentos disponen de un 20% de descuento. Piensas, “me viene de lujo, porque estoy hecho polvo, y además, ¡se queda genial de precio con el descuento!”.  Pinchas en el teléfono, pides cita y voilà. !la clínica de fisioterapia tiene un nuevo cliente!

Este blog, por supuesto, ha realizado un estudio previo de palabras clave que mejor posición en Google para incluirlas en el texto a la hora de redactarlo. La calidad de la información + SEO, han conseguido que la clínica apareciese en primer lugar en Google y tu hayas pinchado en ella.

Espero haberme explicado claramente con este ejemplo. Lo que quiero transmitirte es que a la gente nos encanta investigar en internet por nuestra cuenta, pero cuando tenemos una necesidad y un blog la cubre, es una posibilidad enorme de convertirnos en potenciales clientes de esa marca. Por eso, tu empresa necesita un blog.

Ejemplos como este podría ponerte miles. Una tienda de ropa que escribe sobre el tipo de pantalón que va mejor con tu cuerpo, y luego te lleva a su catálogo. Un blog sobre marketing digital que después de darte varias claves te invita a ver sus seminarios y hacer un curso…

En conclusión, todo lo que esté en nuestra mano para atraer clientes siempre será una buena opción, y te aseguro, por experiencia propia, que un blog es una gran apuesta.

Y tu empresa, ¿aún no tiene blog? Si estoy en lo cierto y te estás animando cada vez más a escribir uno, tienes ante ti a toda una copywriter. ¿Ves?, yo también intento sacarle el máximo partido al mío 🙂  

Deja un comentario